sábado, 22 de noviembre de 2008

PAZ, PAZ

Hoy, 22 de noviembre, en el supermercado estaban colocando guirnaldas y adornos de Navidad a tutiplén!!!!

A mi, todo este despliegue me recuerda un telefilm que vi de adolescente en Alemania. El argumento podría resumirse así: una anciana se vuelve loca y se empeña en celebrar la Navidad todo el año con intercambio de regalos continuo, villancicos en el tocadiscos, el abeto decorado junto a la ventana, las guirnaldas por todo el salón y un ángel de rizos dorados con mecanismo automático incluido que repite todo el día PAZ, PAZ desde la cúspide del árbol de Navidad.

No me acuerdo de mucho más, sólo que la película tenía un toque muy surrealista, tambien algo triste, y se recreaba en mostrar cómo esos objetos navideños se iban deteriorando con el paso de los días, meses y años, y en cómo afectaba esa situación a la familia que, por complacer a la abuela y trincarle la herencia, se veía obligada a vivir así todo el santo año hasta que unos y otros acababan perdiendo la razón.

Pues nada, hoy en el súper, sólo nos faltaba el angelote de rizos dorados gritando PAZ, PAZ desde lo alto de una estantería como si fuera un reloj de cuco. A lo mejor, cuando vaya a hacer la próxima compra, ya nos lo han colgado por encima del mostrador de la pescadería, que es lo más parecido a la estampa de las Navidades Blancas, por eso del hielo picado.

6 comentarios:

Melusina dijo...

Si tenemos paciencia llegará un momento en que podremos ver guirnaldas y nochebuenos justo al dia siguiente del dia de los difuntos. Parece que es cuestion de tiempo, porque nunca habian empezado tan temprano. Hace ya una semana me pusieron un mantecado de obsequio cuando pedí un café . El 15 de Noviembre. Tambien me quedé a cuadros. Un beso de Melusina

Carmen Santos dijo...

Si, este año han empezado tempranísimo. En el súper, los turrones y similares igual llevan en las estanterías más de dos semanas. Se ve que, en vista del panorama económico, los fabricantes de productos navideños y los comerciantes intentan estirar la campaña al máximo para vender más, pero... ¡qué empacho de Navidad, por Dios!
Es horroroso.
Besos

pepa dijo...

¿Y si nosotros en este blog hacemos como que llega el verano? ¿Si nos ponemos a hablar de viajes, playas, bronceadores y vacaciones de los niños? Podríamos vivir en otro plano de la realidad, total, puestos a surrealismos...
Yo me voy ahora mismo a comprar un bañador que, por mos de las piscinas cubiertas, spa y demás hierbas, los venden todo el año...
Besitoss
Pepa

Miguel Ángel Y. dijo...

En Navidad, compre más...
Qué pena....
Un abrazo.

Carmen Santos dijo...

Pepa: No sería mala idea lo de ponernos en plan de verano, aunque sólo fuera por llevar la contraria.
Igual marcaríamos tendencia y todo.
Besos

Carmen Santos dijo...

Miguel Ángel: Yo creo que los comerciantes ya no saben qué hacer para sacarnos más dineros.
Viendo las estanterías del súper llenas de productos navideños, me pregunto cómo nos vamos a comer entre todos tantísimos turrones, bombones y demás. Si ya no nos puede caber en el estómago semejante superávit de dulces.
Para reventar...
Besos