lunes, 17 de noviembre de 2008

JINGLE BELLS

Ya es Navidad en los grandes almacenes, los supermercados y hasta en los colmados de barrio. Y eso que ni siquiera estamos aún en diciembre. Desde hace varios días, los estantes del súper están abarrotados de turrones, polvorones, mazapanes, bombones de la caja roja y cavas de todos lo precios. En los escaparates de los chinos, Papá Noeles barbudos con sobrepeso que llevan horribles parkas rojas ribeteadas de blanco desean a los viandantes Merry Christmas con voz metálica, o cantan el inevitable Jingle Bells. Porque otra cosa no, pero el inglés lo dominan esos señores de barba blanca. En algunas calles, ya penden sobre nuestras cabezas las luces navideñas y hoy he visto hasta un abeto con todas sus velitas encendidas en el escaparate de una tienda “seria”. Y sólo estamos a diecisiete de noviembre. Ya no sé si esto es surrealista, desproporcionado o que se nos está yendo la olla a todos, pero al paso que vamos, cualquier verano volveremos de tostarnos en la playa y ya será Navidad.

Yo, para no ser menos, voy a desempolvar la botella de Anís El Mono y mañana empezaré a ensayar lo de los peces en el río que no paran de empinar el codo, por eso de hacer patria. Los Jingle Bells y los White Christmas que los cante Bush, ahora que va a tener más tiempo libre.

9 comentarios:

La Perra de Kenia dijo...

Decía un villancico de Los Mojinos Escozíos ... Ande ande ande , que he comido Pavo , todas las vecinas me comen el ....
"FELIZ NAVIDAD ANTICIPADA CARMEN"
Un besote
Roben

Carmen Santos dijo...

Gracias anticipadííísimas, Roben.

A este paso, nos comeremos los turrones sentados en la toalla de la playa, con esos niños que nos rebozan de arena mientras juegan a las palas bajo un sol de justicia, la crema de protección del 50, las vecinas de toalla que marujean sobre los famosos y la música del chiringuito a toda pastilla. ¡Que no nos pase ná!
Besos

Pepa dijo...

Pues sí, casi que podríamos ya felicitarnos las Navidades del 2009, 2010...
A mí toda esta anticipación me pone mala. Qué le vamos a hacer, no me va nada esta sobredosis de incitación al consumo que en el fondo no es más que una forma de "opio del pueblo" que poco o nada tiene que ver con el auténtico espíritu de la Navidad...
Eso sin contar con las tristezas y nostalgias de cada uno...
en fin, yo creo que lo hacen para que nos atiborremos de cava para olvidar
Besos
Pepa

Carmen Santos dijo...

Pepa: a mí tampoco me gustan ya las Navidades. De pequeña aún les veía magia, pero ahora, lo único que hacemos es gastarnos un dineral en cosas que no necesitamos y comer más de la cuenta, además de ponernos tristes, como dices tú, acordándonos de tiempos pasados y de la gente que ya no está. Estas fiestas se han convertido en una grandísima orgía de consumo que nos deja los bolsillos famélicos y varios kilos de más en la cintura, aunque hay por ahí quien hace su agosto en diciembre y cada vez quiere empezar antes. Lo que digo: se nos ha ido la olla a todos.
Besos

La Perra de Kenia dijo...

No sé si a ti te suena ,,, pero a mi en Valencia me han dicho eso de "Feliz Navidad y prosperas Fallas" .... y no se que voy a ponerme!!!
jejejeje
besitos

Mario dijo...

Sí, a este paso, la navidad la juntan con las rebajas de septiembre. Todo en uno.
Y también Carmen, ya te avisaré de nuevos lanzamientos. Ahora que, siguiendo tu ejemplo, he liberalizado el blog, ya iré anunciando. Que este año he ido a velocidad de crucero.

Carmen Santos dijo...

Roben: un traje de fallero con gorrito de Papa Noël podría quedar muy fashion para la ocasión, je, je.

Mario: eso, avísame de nuevos lanzamientos, que "Cuando tu rostro era niebla" me ha dejado con ganas de más (también me ocurrió con la novela anterior). Ya veo que vas como una moto en eso de publicar. Eso es bueno.

Besos

Viviana dijo...

Hola Carmen, me presento:
Viviana, de cruzando el Océano. Me quedas al Este, por donde nace el sol y tengo en tu tierra grandes y queridas amigas.
Adoro la mentas y saborizo hasta la carne con canela (mentiritas) por eso clicklee en tu link a ver cómo me sabe leerte.
A menta y canela, tal cual.
En relación a la velocidad con que Cronos está manejando sus asuntos, que nos involucran, estoy en un todo de acuerdo cn esto que algo está en falla en su sistema: El tiempo huye, no fluye ni pasa.
Y la Navidad, que me hiciera tan feliz en años felices, ahora me llega tan rápido que no me deja ni extrañarla, vamos, que ya es rutina. Látima.
Te dejo un saludo afectuoso.
Regreso antes que den las doce del 24
Vivi

Carmen Santos dijo...

Hola Viviana: Me alegro de conocerte virtualmente. ¡Qué ilusión que entres desde allende el océano!
Un fuerte abrazo
PD: ahora mismo voy a hacerte una visita.