lunes, 29 de diciembre de 2008

SEGUIMOS DE PARAFERNALIA

Espero que hayáis disfrutado de la parafernalia navideña o, si no ha sido así, al menos lo hayáis pasado lo mejor posible. Hago esta entrada con el cuerpo aún atiborrado de turrones y dulces varios, más el firme propósito de aumentar mis visitas al gimnasio en las próximas semanas. Y es que, aunque me resista con valentía hasta el final, la carne es débil y los dulces muy tentadores.

De los acontecimientos en el mundo prefiero no comentar, porque lo de Gaza le quita a una las ganas de tener ganas, como dicen los de Gomaespuma. La misma barbarie de siempre mientras aquí nos llenamos la boca de buenas palabras y turrones varios. ¿Por qué los que cometen estas atrocidades suelen escudarse tras afrentas o agresiones sufridas por sus padres, abuelos o bisabuelos? Un pueblo que padeció el holocausto nazi no debería estar haciendo a otros lo mismo que les hicieron a ellos. Será cierto eso de que los humanos no aprendemos nunca.

De modo que hoy, para no perder las ganas de tener ganas, sólo cuelgo una canción que me gustaba mucho hace taitantos años: Last Christmas de Wham.

Y, por si no tengo tiempo de actualizar el blog en los próximos días, os deseo:

FELIZ AÑO 2009.


7 comentarios:

La Perra de Kenia dijo...

Feliz año nuevo Carmen , a ti y todos los tuyos
La Perra

Carmen Santos dijo...

Gracias, Roben. Que lo pases muy bien mañana.
Besos

Anónimo dijo...

Hola Carmen,hace unos días cogí tu libro Días de menta y canela en la bibioteca para leermelo.Cayó en mis manos por casualidad,lo cierto es que no conocía tu labor literaria ni había oído tu nombre.Una grata sorpresa es lo que me he llevado,además de unas risas y que todavía no lo he terminado,pero me está encantando.
Seguro que no es el último libro que escogeré tuyo,porque tienes chispa mi niña.Qué bien describes las escenas,el ambiente,y la situación de los personajes.
Gracias por haberte cruzado en mi camino.
Te deseo lo mejor para este año que acabamos de estrenar.
Un afectuoso saludo,Nuria.

Carmen Santos dijo...

Hola, Nuria: Gracias a ti por este comentario tan estimulante.
Creo que cada libro tiene varios momentos emocionantes: mientras lo escribes, cuando la editorial decide publicarlo, cuando lo ves físicamente en la mesa de novedades, etc. Pero creo que el que más ilusión produce es cuando un@ lector@ te dice (o te escribe) que le ha gustado. Citando a un amigo mío, que también es escritor: "la alegría que eso produce es algo que no se paga con dinero".
Te deseo también Feliz Año.
Besos

DESDELDESVAN dijo...

Te deseo feliz año, lo que es un tópico y también que tus libros y tu imaginación cobren vientos favorables... y lo que creo más importante seguimos siendo amigos...
un abrazo y corro a enlazarte en mi blog, para poder vistarte más a menudo. Formarás parte del "Jardín de Melibea"
Mariano Ibeas

Pepa dijo...

DESIDERATA
A Carmen y a todos los que pasean por aquí, 2 deseos que expresaban los antiguos egipcios:
- Que vuestros pies pisen tierra firme
- Que vuestro nombre viva para siempre
Y, para los que ya tenemos algunas décadas, seguro que recordaréis lo que se decía en una cación de Lorenzo Santamaría, que me parece el colmo de los buenos deseos:
- Que no conozcas otro sufrimiento ni dolor que la alegría
- Que seas tan feliz que no lo puedas soportar...
Todo eso para el 2009
Besos
Pepa

Carmen Santos dijo...

¡Qué alegría saludarte por aquí, Mariano! Desde luego, lo más importante es la amistad.
Gracias por enlazarme. Me hace mucha ilusión lo del "Jardín de Melibea" (yo soy "fans" de tu blog).

Pepa, me encanta tu felicitación de Año Nuevo. Tanto las frases de los antiguos egipcios como las de la canción de Lorenzo Santamaría son estupendas.

Os vuelvo a desear desde aquí Feliz Año, aunque sea en el día de Reyes.
Besos