martes, 9 de diciembre de 2008

LOS GATOS DE SITGES


Aquí un grupito de gatos de plática en Sitges. No sé qué les darán de comer, pero en mi vida he visto felinos tan gordos, lustrosos y con es pinta de perezosos como los que pululan por Sitges. Parecen leones.

9 comentarios:

La Perra de Kenia dijo...

espératu que pongan un restaurante chino jejejejeje. Verás tu como se ponen a dieta o acaban desapareciendo
Besos

Pepa dijo...

No me digas que has estado en Sitges este puente...Yo también, bueno, la tarde del domingo, para ser más exactos. Me encanta el aspecto que tienen en invierno estos sitio tan bulliciosos en verano,. Sitges tiene una vidilla cultural y un ambientillo que resulta muy agradable fuera de las fechas más turísticas... y en cuanto a los gatos, yo creo que es común a los lugares de costa catalana. La gente los debe alimentar, viven bien
Besitoss
Pepa

Carmen Santos dijo...

Hola, Roben. Desde luego, si damos crédito al rumor de que los restaurantes chinos lo aprovechan todo, pobres gatos, entonces. Con lo majos que están.
Besos

Carmen Santos dijo...

Hola, Pepa. ¡Vaya coincidencia! La verdad es que se estaba de maravilla en Sitges este puente. Yo no había ido allí desde hacía más de veinticinco años, casi ni recordaba cómo era, y me ha gustado muchísimo. Se percibe realmente mucha vidilla cultural. Y la parte antigua del pueblo me encanta. Todas esas calles y los palacios que rodean la iglesia... ¡menuda gozada pasear por ahí!
Y los gatos... ni te digo. Es verdad que en otros lugares de la costa catalana están lustrosos, pero estos llamaban la atención por lo enormes que están. Se ve que viven como rajás.
Besos

pepa dijo...

Si hace tanto que estuviste, seguro que has apreciado que ha perdido su famoso ambiente...Bueno,no es que lo haya perdido, es que ahora ese ambiente lo puede haber en muchos otros lugares, y entonces ya no resulta digamos, rompedor. Yo cuando fui por primera vez en el año 80, alucinaba con lo que se veía por allí...
Es lo típico de lo prohibido cuando deja de serlo, qué le vamos a hacer. No obstante, Sitges es mucho más que movida gay, hay festivales de cine, rallies de coches de época, exposiciones de pintura, la famosa fiesta del Corpus Christi...vamos, que le dan igual al hilo que a la lana. Y esas callecitas del casco histórico mmmm Yo soy muy forofa, como verás. Qué pena no habernos visto...
Besos
pepa

pepa dijo...

Si hace tanto que estuviste, seguro que has apreciado que ha perdido su famoso ambiente...Bueno,no es que lo haya perdido, es que ahora ese ambiente lo puede haber en muchos otros lugares, y entonces ya no resulta digamos, rompedor. Yo cuando fui por primera vez en el año 80, alucinaba con lo que se veía por allí...
Es lo típico de lo prohibido cuando deja de serlo, qué le vamos a hacer. No obstante, Sitges es mucho más que movida gay, hay festivales de cine, rallies de coches de época, exposiciones de pintura, la famosa fiesta del Corpus Christi...vamos, que le dan igual al hilo que a la lana. Y esas callecitas del casco histórico mmmm Yo soy muy forofa, como verás. Qué pena no habernos visto...
Besos
pepa

Fernando dijo...

Carmen

Celebro que te haya gustado Sitges. Pilar y yo somos forofos de allí desde hace mucho tiempo y procuramos ir un par de veces al año.
Siempre hay cosas curiosas y una rica vida cultural: exposiciones, teatro, cine. Durante la guerra de Irak presenciamos una "pintada" al aire libre de los mejores dibujantes de comic de las revistas de humor, José Luis Martín por ejemplo. Como dice Pepa, es la sede del Festival de Cine Fantástico y de un rally de coches de época patrocinado por Luis del Olmo al que van verdaderas joyas. La fiesta del Corpus es preciosa pero yo solo la he visto en fotos.
En cuanto a los gatos, son una tradición y ahora hay muchos menos (hace años eran legión). Están muy lustrosos y se ve que los cuidan bien pero si nos dejais a uno que conozco yo y a mí por allí una temporada volvemos como ellos (o aún más guapos que los gatos, si cabe)
Un abrazo y besos a la reina de la marcha

Fernando

Carmen Santos dijo...

Pepa:
La verdad es que no recuerdo gran cosa del ambiente de Sitges de hace veintitantos años. Estuvimos poco tiempo y sólo nos dio para dar unas cuantas vueltas por los alrededores de la iglesia, por la famosa Calle del Pecado, alguna comida, y recuerdo poco más.
Lo que sí he visto en este último viaje es que las parejas de heteros llamamos menos la atención que antes. También vi en los restaurantes muchas mesas ocupadas por gente en plan reunión de tipo familiar, con abuela incluida, en fin, nada rompedor. Claro que este puente estaba aquello muy tranquilo (debía de estar media España en la nieve, o atascada en las carreteras que van al Pirineo).
Besos

Carmen Santos dijo...

Fernando:
¡Qué alegría saludarte por aquí, en esta nuestra comunidad, como decía el Señor Cuesta en "Aquí no hay quien viva"!
Lo pasamos realmente bien en Sitges. Bello paisaje, buena vidilla cultural y - esto es muy importante - excelente papeo. Como tú dices, si seguimos yendo por allí (y comiendo en El Velero), acabaremos tan gordos y lustrosos como los famosos gatos.
Supongo que con lo de la "reina de la marcha" te referirás a mi madre, que aguanta más jolgorio que entre todos juntos. Ya le daré los besos de tu parte.
Besos