lunes, 30 de marzo de 2009

COSAS DE CINE

Haciendo mi ronda matinal por los periódicos, leo hoy dos noticias relacionadas con el cine.

Una es el fallecimiento, a los 84 años, de Maurice Jarre, compositor de las bandas sonoras de películas como Doctor Zhivago, Lawrence de Arabia, La hija de Ryan, Pasaje a la India y muchas más, aunque en mi recuerdo almaceno sobre todo las de Doctor Zhivago y Lawrence de Arabia. Ambas estuvieron muy presentes durante toda mi infancia, pese a que no vi las películas hasta bien avanzada la década de los setenta, cuando repusieron las dos en los cines de Valencia.





La otra noticia es que hoy se cumplen cincuenta años del estreno de Con faldas y a lo loco (Some like it hot), esa magistral comedia de Billy Wilder con Jack Lemmon, Tony Curtis y Marilyn Monroe, con la que siempre me río. Y eso que la he visto infinidad de veces y me sé de memoria algunos diálogos. ¿Y qué decir de la escena final que termina con la archiconocida frase “Nadie es perfecto”? Enlazo el artículo que publica hoy El Mundo, donde se habla del caótico rodaje de la película debido a los problemas que hubo con Marilyn Monroe. Y para recordar la película, que tiene un montón de escenas memorables, aunque no puedo colgar todas porque esta entrada se convertiría en un chorizo, sólo pongo el hilarante tango de Jack Lemmon con su enamorado Osgood Fielding III, el millonario con cara de batracio.

10 comentarios:

39escalones dijo...

Jarre no es precisamente mi compositor favorito, pero hay que reconocer que el cine-espectáculo de David Lean no hubiera sido lo mismo sin su música. Forma parte tanto del imaginario colectivo tanto como los propios fotogramas.
En cuanto a "Con faldas y a lo loco", curiosamente no es de mis películas favoritas, ni como comedia, ni siquiera de entre las películas de Billy Wilder. No sé por qué, pero nunca ha sido así. Ahora, la relación de Wilder y Monroe es impagable: aquello de que mientras la esperaba en el set de rodaje le dio tiempo a leer "Los miserables" y "Guerra y paz" es casi marxista... De Groucho, se entiende.
Saludos.

DESDELDESVAN dijo...

Huy, huy huy, lo que ha dicho...!
Jarre fue el culpable de algunas de las melodías que acompañaron mis primeras películas de los años de noviazgo... y a punto estuvo de bautizar mi hija comno Lara...
¡Pero queda tan lejos y tan cerca!

Mariano IBEAS

Carmen Santos dijo...

39escalones: Es verdad, es difícil imaginarse las películas de Lean sin la música de Jarre. Estarán unidas para siempre en nuestra memoria.
Fíjate, lo mío con "Con faldas y a lo loco" fue amor a primera vista. La primera vez que vi esta película era muy cría y me lo pasé de maravilla, sin parar de reírme. Lo bueno es que ahora, de adulta (y bien adulta), me sigo riendo, y eso que me sé la peli de memoria. Estoy de acuerdo en que no es de las películas más profundas de Wilder, pero como divertimento no tiene desperdidio. El ritmo no decae en ningún momento, los diálogos son buenísimos y el final... de antología.
Por cierto, leí en alguna parte que Tony Curtis se hartó de mordisquear muslos de pollo repitiendo la escena amorosa del yate, hasta que la disoluta Monroe consiguió decir correctamente su parte del diálogo. Menudo estrés.
Besos

Carmen Santos dijo...

Mariano: Para mí, algunas melodías de Jarre, como el "Tema de Lara" y la música de "Lawrence de Arabia", forman parte de la banda sonora de mi infancia. Llegaron a ser tan populares que estaban en el aire, como quien dice, porque todo el mundo las canturreaba o las ponían en la radio constantemente.
Como tú dices: tan lejos y tan cerca...
Besos

entrenomadas dijo...

A mí Jarre me parece un gran compositor. Su música tiene serenidad y movimiento. Dos cosas muy difíciles de conseguir en mi opinión.

Me quedo un rato en tu blog para escucharlo.

Un abrazo,

M

Pepa dijo...

Inolvidable Peter O´Toole...Inolvidable Omar Shariff. Mira, aquí sí que estaba bien, como no tenía que expresarse mucho...
Besitoss
Pepa

Carmen Santos dijo...

Entrenómadas: no había reparado en eso de que la música de Jarre tiene serenidad y movimiento, pero ahora que lo dices, es una definición muy acertada. Muchas gracias.
Besos

Pepa: La verdad es que estaban los dos muy guapos y lucidores en "Lawrence de Arabia". Cada vez que veo fotos de Peter O'Toole de mayor, con esa cara tan acartonada y tan chupado, me asombra que sea la misma persona. Hay que ver lo mal que ha envejecido este hombre. Claro que debió de beberse todo el alcohol de su entorno...
Besos

39escalones dijo...

Y creo recordar que Tony Curtis decía que besar a Marilyn era como besar a un pescado...
En cuanto a Jarre, un dato: ¿alguien puede nombrar una de sus bandas sonoras que no sea de una película de Lean? Compositor estupendo sí, pero tiene el lugar que tiene, ni más ni menos.

Anónimo dijo...

Bueno, a veces las mejores películas no son las que reciben ni la mejor crítica ni los más altos galardones... Para mí es una buena película porque su banda sonora me transporta justo allí donde están los actores y la historia, si las frases me emocionan y me hacen desear que alguien me dijera eso mismo, entonces, sólo entonces para mí es buena. Contando que soy incondicional de Marilyn pues unas me parecen mejores y otras no tan buenas, pero después de dos biografías leídas y otros tantos libros que tengo para consultar sobre ella, me parece ver a una amiga actuar, con sus días buenos y malos, sus guiones brillantes y sus problemas ante las cámaras que no eran pocos ni siquiera leves. Marilyn era Marilyn y sólo ha habido una.
Besitos Carmen.

Carmen Santos dijo...

39escalones: Hombre, hay que tener en cuenta que las bandas sonoras que compuso Jarre para Lean tuvieron tanto éxito que eclipsaron a las demás en la memoria colectiva.
(Hay una que me gusta mucho: la de "Único Testigo". Pero confieso que este dato lo acabo de mirar en San Google.)
Besos

Anónimo: Si, a veces hay películas que no tienen las mejores críticas, que tal vez no son demasiado buenas, pero nos conmueven, o nos hacen sentir algo especial y por eso nos gustan. Como dice el refrán: para gustos los colores.
Besos