domingo, 8 de febrero de 2009

JOSEPH L. MANKIEWICZ

El 11 de febrero se cumplen cien años del nacimiento de Joseph L. Mankiewicz, el hombre que dirigió peliculones como Eva al desnudo (la historia de una trepa donde Anne Baxter y Bette Davies ofrecen un duelo interpretativo de primera), La condesa descalza (menudo melodrama de amor y lujo), El americano tranquilo, De repente, el último verano (ay, esa arpía mala malísima interpretada por Katherine Hepburn), la superproducción Cleopatra (Richard Burton con minifalda y sandalias) y La Huella (otro duelo entre dos actorazos que tiene al personal sin parpadear durante las dos horas y pico que dura la cinta).

Entre todas estas películas hay un montón de escenas memorables para elegir como homenaje a uno de mis directores de cine favoritos, pero me he decantado por esta de Cleopatra. Concretamente, cuando la señora hace su majestuosa entrada en Roma. No hay nada como irrumpir en un lugar a lo grande. La discreción es para los demás. Como cantaba la niña María Isabel: Antes muerta que sencilla.


(La fotografía de Mankiewicz es de EFE)

10 comentarios:

pepa dijo...

Pedazo de peplum, sí señor. No le falta ningún elemento..¿Y quién se supone que había sido el jefe de protocolo? ¿romano? ¿egipcio? ¿una comisión mixta?
Ah, eso eran reinas...hasta para rendir pleitesía montaban tamaño número...
En fin, ya ves cómo acabó, pese a todo
Y, en cuanto a Liz, nunca estuvo tan alta...
Besos
Pepa

ernesto51 dijo...

No cabe la menor duda de que Mankiewicz es uno de ts directores favoritos, basta con leer la reseña que haces. Ciertamente fue un magnífico director.

Saludos

39escalones dijo...

Merecido recordatorio, aunque Cleopatra no fuera "suya", ya sabes todo el jaleo con Mamoulian y demás.
He llegado a través de tu comentario en mi escalera, y me quedo.
Saludos.

Carmen Santos dijo...

Pepa: Es cierto que esta película tiene todos los ingredientes del peplum y de las superproducciones "made in Hollywood", pero aun así, creo que este hombre consiguió ofrecer una segunda lectura entre líneas que hizo de Cleopatra algo más que "una de romanos".
Es verdad que la Taylor nunca estuvo tan alta. El bueno de Mankiewicz consiguió que tanto Richard Burton como Elizabeth Taylor parecieran más altos (me da la impresión de que debían de ser ambos bastante taponcillos).
Besos

Carmen Santos dijo...

Ernesto, para mi Mankiewicz fue todo un acontecimiento cuando le descubrí con nombre y apellido en la adolescencia. Antes me habían impresionado algunas películas suyas viéndolas en la tele, como "Cleopatra" y "La condesa descalza", pero sin saber quien era el director. A partir de "Eva al desnudo" ya supe quien era ese señor y me volví incondicional.
Besos

Carmen Santos dijo...

39escalones: Me alegro mucho de saludarte por aquí.
Es verdad que Cleopatra no fue la mejor película de Mankiewicz, ni la más personal, pero he elegido esta escena porque ya de cría me llamó la atención la fastuosa entrada de Cleopatra en Roma. ¡Menudo espectáculo cinematográfico, con ese despliegue de extras, las fanfarrias, los bailarines, el "vehículo" de la Taylor! Cuando vi esta película en la tele era muy niña y recuerdo que me quedé con la boca abierta.
Besos

carmen dijo...

He conocido hoy tu blog a través de tu comentario en 39 escalones,he empezado a leer y te he dejado un comentario en"esos locos bajitos"por cierto me he equivocado y lo he mandado dos veces.Estupendo el blog.Saludos

Carmen Santos dijo...

Hola Carmen: Justo estaba respondiendo a los comentarios de este post cuando entró el que has hecho en el de "Esos locos bajitos". Coincido contigo en lo que comentas sobre la educación de los hijos. Yo también me compraba muchos libros sobre ese tema que a la hora de la verdad, me servían de bien poco.
Bienvenida a este blog y me alegro mucho de conocerte.
Besos

Pepa dijo...

¿No te hace mucha gracia que el título en España fuera "Eva al desnudo" cuando la traducción lógica era "Todo sobre Eva"?
A mí me parece la monda...
Pepa

Carmen Santos dijo...

Ya lo creo, y más teniendo en cuenta el puritanismo y la cerrazón mental que imperaba en este santo país cuando se estrenó la película. ¿Cómo les dejaría la censura poner la palabra "desnudo" en el título?