sábado, 3 de mayo de 2008

MI TRIBUTO A LA EXPO 2008

Arriba: Esta simpática ranita es una de las muchas que adornan el Paseo de Ranillas.




Ya sé que es imperdonable eso de vivir en Zaragoza y no haberme acercado antes a ver cómo van las obras de la Expo 2008. Es que no me gusta nada contemplar las construcciones en estado embrionario, rodeadas de zanjas y montañas de tierra que al menor soplo de aire nos rebozan de arriba abajo como si fuéramos croquetas. Prefiero ver las obras cuando ya están acabadas y en perfecto estado de revista. Como tampoco vivo cerca del Meandro de Ranillas, donde están los pabellones de la Expo, ni tengo que ir por allí por otras razones, me mantenía al corriente del tema a través de los periódicos y los telediarios.
Pero el otro día, por fin, rendí mi tributo a la Expo 2008. Era el 1 de mayo, hacía buen tiempo, el sol brillaba primaveral, la temperatura era suave, y decidimos enfilar por la mañana el Paseo de Ranillas para acercarnos hasta donde se nos permitía llegar a los curiosos (que esa mañana festiva, éramos multitud).
Por supuesto, cruzamos el Ebro caminando por la abarrotada Pasarela del Voluntariado, que fue inaugurada el 24 de abril y por la que ya hemos debido de desfilar casi todos los zaragozanos. Hasta me animé a hacer algunas fotografías con mi cámara de dominguera, que subo al blog para ilustrar este post. La próxima visita, para cuando ya esté abierta la Expo.

Nota: Si queréis ver fotos realmente buenas de la Expo y el progreso de las obras, recomiendo las de José Antonio Melendo. Son espectaculares.

7 comentarios:

La Perra de Kenia dijo...

Hola Carmen!
Mi novia y yo tenemos previsto ir en el mes de Agosto. Si eso te avisaré vale?
Por cierto, te tengo que recomendar el Rte/Cafetería de uno de mis mejores amigos , se llama Jaime y el Rte/Cftería está por la zona de Delicias pero no te sabría decir exactamente.
Por cierto, un poquito de agua no vendría mal para el Levante ( que no el equipo de futbol).
Besos
Roben

Apostillas literarias dijo...

Te voy a contar que en la época prehispánica en México, se decía que las ranas eran de buena suerte. Creencia popular que llega hasta estos días. Por ejemplo, hay macetas (chicas, medianas, grandes), titulos de bienvenida, adornos para el regrigerador, la cocina, recámaras, y muchas cosas más, y de todos tamaños y variedades, con ranas. A mi me encantan, aunque no en la realidad, solo en imagen.

La Expo va a quedar preciosa, será su estreno todo un acontecimiento.

Las fotos de José Antonio Melendo, y él como persona, son estupendas.

Carmen Santos dijo...

Roben:
Para agosto, si todo va bien, andaré por Austria, emulando a Orson Welles y Joseph Cotten en Viena (aunque prometo no meterme por las alcantarillas, pero sí pienso subir a la noria gigante del Prater en homenaje al final de "El tercer hombre") y a Julie Andrews cantando "The Sound of Music" por Salzburgo (bueno, mejor no canto; la gente lo agradecerá).
No obstante, si venís en agosto, mándame un correo de todos modos, por si coincide que estoy por aquí.

Magda:
¡Qué interesante lo de las ranas! No lo sabía. Esperemos que la ranita de la Expo dé suerte a este blog y a todos los que lo visitáis.

Besos

MentesSueltas dijo...

Hola, me resulto hermoso y placentero visitarte... volveré

Te abrazo
MentesSueltas

Carmen Santos dijo...

Pues bienvenido a este rincón virtual, MentesSueltas.

La Perra de Kenia dijo...

Carmen , donde puedo encontrar el libro de la cara oculta de la luna?
no lo encuentro
Besos

Carmen Santos dijo...

Roben, en principio, ese libro igual lo tienen en sitios como El Corte Inglés o Casa del Libro, pero no en la mesa de novedades (ya que salió hace casi cuatro años) sino en el fondo de librería.
En las librerías más pequeñas, cuando no disponen de algún libro en concreto, normalmente lo suelen pedir a la editorial, al menos, es lo que hacen aquí en Zaragoza.
Besos