domingo, 29 de abril de 2012

LO QUE SE LLEVARON LOS AÑOS

Ayer, durante uno de esos ratos de pereza en los que los dedos hacen zapping y la mente... bueno, la mente hace más bien poca cosa, di con una vieja película de Jeff Bridges: "Al filo de la sospecha". ¡Ufff! Ya no recordaba lo guapo que estaba este señor a mediados de los ochenta. Porque ahora, pues sí, es muy buen actor y nos ha dado obras como "Valor de ley", pero ese esplendor... esa cara... ese body... ¿dónde quedaron?




¿Quién no saldría a la calle en pijama, bata y pantuflas para dejarse abrazar por el señor Bridges en sus buenos tiempos, mientras suena "Nessun Dorma" desde la ventana de un cotilla y las vecinas se mueren de envidia insana?


¡Pero qué estragos causa el tiempo en nuestros proveedores de sueños!