lunes, 31 de enero de 2011

EN MEMORIA DE ERNESTO

Esta mañana he entrado en el blog de Ernesto, Testigo, al que muchos de los que os asomáis aquí conoceréis por sus comentarios, y me he encontrado con la triste noticia de su fallecimiento. Sabía por su familia, que nos mantenía informados a través del blog, que llevaba muchos días ingresado en la UCI, pero siempre pensé que se recuperaría y regresaría al barrio bloguero, como decía él. Por desgracia, no ha sido así.

Entré por primera vez en el blog de Ernesto hace más de tres años y me encontré con un espacio donde había sitio para la cultura, la solidaridad, la historia, la política y muchos, muchísimos más temas de interés. Me gustó lo que leí y me convertí en asidua. La verdad es que esto de internet establece relaciones de amistad que antes jamás habríamos imaginado. A lo largo de los años, nació una de esas amistades virtuales, de blog a blog, en las que sin habernos visto nunca en persona, intercambiábamos comentarios y nos visitábamos en nuestras respectivas casas construidas en la Red. Hoy siento que se ha ido un amigo al que echaré de menos. Desde aquí, mis condolencias a la familia y un abrazo en un momento tan duro.


Hasta siempre, Ernesto.


Cuelgo un vídeo que he tomado del propio blog de Ernesto:
El cant dels ocells, cantado por Josep Carreras y Lluis Llach.


12 comentarios:

Toni Sagrel dijo...

La memoria de Ernesto ha quedado para siempre junto a nosotros.
Echaremos muy en falta sus palabras, su elegancia, su tranquilidad, su dulzura.
Seguiremos compartiendo todo aquello que nos legó: reflexión, comprensión, ilusión por la vida, amistad.

Carmen Santos dijo...

Sin lugar a dudas, Ernesto ha dejado su huella en todos los que le conocimos, ya fuera en persona o a través de su blog, como es mi caso. Su muerte ha sido una noticia muy triste.
Un abrazo, Toni.

39escalones dijo...

DEP

conchahuerta dijo...

Desde luego ha sido una noticia que yo tampoco esperaba. Cada día abro mi página a la espera de encontrar sus cariñosas palabras y las músicas e imágenes que siempre compartía. Entiendo cómo te sientes pero al menos siempre nos quedaran sus palabras. Un cordial saludo

carmensabes dijo...

Querida Carmen, la partida de Ernesto está siendo de una tristeza indefinible.
Un hombre muy especial que nos regalaba su alma y sus acertados puntos de vista a lo largo de mucho tiempo.
Desolación absoluta cuando entro a su blog y leo sus entradas, mucha tristeza.
Te agradezco el homenaje amiga, yo también hice lo propio.

Un abrazo.

Carmen Santos dijo...

39escalones: Sí, espero que descanse en paz allá donde se encuentre ahora.
Besos

Carmen Santos dijo...

Concha Huerta: A mí me pasa lo mismo. También tengo la sensación de que en cualquier momento me dejará en el blog uno de esos comentarios tan majos que hacía.
Besos

Carmen Santos dijo...

carmensabes: Ernesto se merece estos homenajes y más. Yo no le conocí en persona, pero me siento como si le hubiera conocido de toda la vida.
Besos

Pepa dijo...

Pues, francamente, estoy impresionada. Es una extraña sensación, esto de las amistades virtuales, pero es.
Entro en este blog como quien entra en una bar conocido a tomar una caña con los asíduos, y, de pronto, me encuentro con que la muerte también nos alcanza aquí dentro, en este otro plano de la realidad...
Realmente, no sé qué decir, y, por eso, aporto un emocionado y respetuoso silencio.
Y levanto mi copa virtual por el amigo que se ha ido
Pepa

Carmen Santos dijo...

Cierto, en internet también nos alcanza la muerte y el amigo que se va deja un hueco muy grande. Ernesto era una hombre cálido y lleno de inquietudes cuyos comentarios siempre eran motivo de alegría. Se le echa de menos.
Besos

Mariano dijo...

Siento mucho su marcha, debio ser una persona muy querida en la Red, sus comentarios aquí destilaban, elegancia, humor y mucha sabiduria.
Que la tierra le sea leve

Carmen Santos dijo...

Elegancia, humor y sabiduría. Lo has definido muy bien, Mariano. Esa es la impresión que daba Ernesto en su paso por la Red y es el recuerdo que nos ha dejado a los que frecuentábamos su blog.
Besos