miércoles, 9 de septiembre de 2009

DE NUEVO LARSSON



¡Pero qué vaga estoy todavía! Aunque este comienzo de septiembre presente todas las propiedades habituales de este mes, o sea, síndrome postvacacional, invasión de fascículos, vuelta al cole, avalancha de novedades literarias en las librerías, peleas de famosuel@s…, el maldito calor persiste y le quita a una las ganas de tener ganas, como dicen los admirados chicos de Gomaespuma.

Así que, seguiré hablando de Stieg Larsson, que da mucho de sí. Ahora ha sido galardonado por el Consejo General del Poder Judicial con el V premio a la labor más destacada contra la violencia de género. Premio que vendrá a recoger a España la que fue su pareja,
Eva Gabrielsson.

Artículo en El País

Y digo lo mismo de siempre: lástima que el pobre hombre no pueda disfrutar de su grandísimo éxito. Si hasta el mismísimo Mario Vargas Llosa dedicó el pasado domingo a Millenium un extenso artículo lleno de entusiasmo en El País.

Artículo de Vargas Llosa

Para mí (entiéndase que esto es mi opinión subjetiva), el mejor libro de la trilogía sigue siendo el primero, que me leí con auténtico frenesí en un fin de semana durante el que no hice caso a nadie, y cuando lo terminé me había convertido en otra fan más de Larsson. Es una pena que con el segundo me quedara más bien fría. Y ahora ando por algo más de la mitad del tercero y se me está haciendo pesado. Demasiados personajes con nombres muy parecidos. Demasiadas descripciones y explicaciones tediosas con exceso de longitud. Demasiadas reuniones de los periodistas de Millenium y de fuerzas del orden, que son reproducidas con un detalle abrumador para mi gusto. Y no cuento más para no chafar el libro a quien no lo haya leído aún, o esté ahora en ello.

No digo que La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire no sean novelas entretenidas, que lo son. Y sigo admirando la rica imaginación de Larsson. Pero para nada me han despertado el entusiasmo de Los hombres que no amaban a las mujeres. Yo me habría quedado tan a gusto leyendo sólo el primer libro (eso sí: sin ese epílogo dedicado a la Salander). Me da la impresión de que la fórmula (una fórmula excelente, por otro lado) no daba para tantas entregas. Y dicho esto, espero que no me lapiden los superfans de Millenium.

Por cierto, estoy disfrutando más leyendo a Larsson en alemán que en español. No sé si se debe a la traducción, o a que el alemán parece pegarles más a unos personajes suecos, pero el caso es que empatizo más con Blomqvist, Sallander y compañía hablando en alemán. ¡Qué cosas!


El vídeo de hoy no tiene nada que ver con el contenido del post, pero me apetecía colgar algo de Miles Davis, un señor cuya música a veces me pone de los nervios y otras me parece sublime, según el grado de desmelene al que se entregue el caballero. El tema es Blue in Green del álbum Kind of Blue, que Davis grabó hace "sólo" cincuenta años con “Cannonball” Adderley, John Coltrane y Bill Evans, entre otros. Música ideal para escuchar con nocturnidad (pero sin alevosía).

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto de millenium se va a convertir en otro facebook, si no estás con él no vives en este mundo... lo leeremos, aunque no ahora, pero juro que lo leeremos... Mira que a mí siempre me ha reventado especialmente lo de seguir la corriente masiva...
besos
mon

39escalones dijo...

Completamente de acuerdo. La cosa debió terminar en el primero.
Saludos.

Anónimo dijo...

Yo, que soy un lector empedernido, me acuso de no haber leído ninguna de las tres novelas famosísimas de Larsson. Es más, no tengo ninguna intención de leerlas. Lo siento, no termina de entrarme esa literatura.

Samuel

José T. dijo...

Para no ser menos, aquí va mi opinión sobre Milleniumm. El primero me gustó. El segundo y el tercero podrían haber sido fundidos en un sólo volumen reduciendo así el número de páginas. En cuanto a escritores suecos siento una gran admiración por Henning Mankell, de quién leí todo lo que ha llegado a mis manos en castellano e inglés (y también catalán). Saludos.

Carmen Santos dijo...

Mon: Yo también suelo ser reacia a seguir las corrientes masivas. De hecho, tardé mucho en animarme a leer "Los hombres que no amaban...", aunque luego me gustó tanto que pensé que los siguientes estarían al mismo nivel. Bueno, por lo menos las aprox. 3.000 páginas que me he echado al cuerpo me sirven para saber de primera mano de qué va este tinglado de Millenium.
Besos

Carmen Santos dijo...

39escalones: Con el primer libro Larsson ya habría quedado como un rey. Pero supongo que el hombre vió el filón y quiso aprovecharlo al máximo. Dicen que tenía intención de escribir hasta diez (!!!) entregas.
Besos

Carmen Santos dijo...

Samuel: Yo leo de todo, en función del tiempo disponible y de las ganas de pensar que tenga. La verdad es que este verano tenía preparados un montón de libros de todo tipo, pero como estaba muy cansada y tenía necesidad de desconectar, me decanté por los de entretenimiento y no me he arrepentido. Creo que hay un tipo de literatura para cada ocasión.
Besos

Carmen Santos dijo...

José: Cierto. Limpiando toda la paja del segundo y el tercer libro, sobraría material para uno solo.
Besos

carmen dijo...

Pues yo nunca lo sabré.
No voy a leer ninguno.
Saludicos.

carmen dijo...

Por cierto Carmen,estupenda la música que has puesto.
Saludicos.

Carmen Santos dijo...

Carmen: Haces muy bien en no leerlos si no te apetece. Hay muchísimos libros por leer, tanto clásicos de siempre como novedades, y no merece la pena perder el tiempo con novelas que no nos llaman.
Saludicos